Argirelina, el nuevo botox

Argirelina, el nuevo botox

Argirelina es el primer péptido contra las arrugas de expresión y previene el envejecimiento de la piel.

Tiene un efecto similar a la aplicación de Toxina Botulínica. Lo mejor de todo es que es sin inyecciones. Reduce la expresión de las arrugas por descontracción muscular.

Las arrugas de expresión aparecen a partir de los 30 años, y están vinculadas con la contracción repetida de los músculos de la expresión facial que da como resultado una tensión continuada de la piel.

Argirelina es un hexapéptido antiarrugas es decir es la combinación de 6 aminoacidos naturales que reduce la profundidad de las arrugas causadas por la contracción de los músculos de expresión, especialmente en la frente y en el contorno de los ojos, con una actividad similar a la Toxina Botulínica pero sin los problemas de toxicidad que esta conlleva, por lo que representa un alternativa más segura.

Se comprobó que la aplicación de 2 veces al día de Argireline reduce la profundidad de las arrugas en un 30%.

Las 8 diferencias básicas entre Argirelina y Botox

Las diferencias básicas entre Argirelina y Toxina Botulínica son:

  1. La argirelina no es una toxina, es un péptido que siempre va en combinación con otros activos cosméticos ya sea para hidratar, para brindar firmeza o para humectar.
  2. No se inyecta. La argirelina se aplica en la frente, entrecejo y patas de gallo para atenuar las contracciones musculares. No necesitas ir con un especialista. La toxina botulínica debe ser inyectada por un médico.
  3. La argirelina no paraliza el músculo. Lo que hace es atenuar la intensidad de las contracciones, con lo que se evita el perder la expresión del rostro.
  4. No tiene reacciones secundarias y es hipoalérgenico, solo es probable sentir un leve cosquilleo al aplicar Argirelina. Las inyecciones de Toxina Botulínica pueden provocar una reacción alérgica (en muy pocos casos), dolor de cabeza, enrojecimiento e hinchazón de la zona tratada.
  5. Los resultados de la argirelina se notan levemente en la primer aplicación, pero sus resultados plenos se perciben mejor entre las cuatro y seis semanas de uso diario por la mañana y por la noche, mientras que los efectos de la toxina botulínica son visibles a menos de una semana de las inyecciones.
  6. Con la inyección de la toxina botulínica las arrugas desaparecen prácticamente al 100% (durante unos tres meses y empieza a disminuir rápidamente), mientras que con la argirelina las disminuye en un 30 a 40%, durante el tiempo en que se aplique en el rostro.
  7. Puedes aplicar la argirelina todos los días, durante todo el año. Mientras que se recomienda no inyectar la toxina más de dos veces al año.
  8. La argirelina es más económica. Aunque los precios varían de acuerdo con el tratamiento y la marca, un tratamiento de un año con Argirelina en alta concentración tiene un precio aproximado de $4,000 pesos mexicanos, precio público. Cada inyección de Botox tiene un precio de entre $350 a $500 USD, es decir, de entre $6,500 y $9,500 pesos mexicanos cada inyección, multiplicada por dos veces al año va de los $13,000 a los $19,000 pesos mexicanos anuales Entonces, ¿qué decides?, ¿Botox o Argirelina? Debo decirte algo más. Una manera de alargar el efecto de las inyecciones de Botox, es aplicar Argirelina a partir del segundo mes de la inyección, así que puedes usar ambos tratamientos para lograr un efecto mas duradero. Entonces la respuesta sería: Botox Y Argirelina si tu bolsillo te permite tal inversión.

Entonces, ¿ya te decidiste? ¿Botox o Argirelina?

La alternativa al Botox® sin agujas y sin riesgos…
Un tratamiento de avanzada tecnología que reduce la profundidad de las arrugas causadas por la contracción de los músculos, especialmente de las que aparecen en la frente y alrededor de los ojos.

ALHV ®️COPYRIGHT DERECHOS RESERVADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Hola 👋🏻
¿De qué producto deseas más información?